1. 6
    21
    Jan
    Pudiera ocurrir que uno se pase la vida haciendo las cosas que toda la vida se ha pensado o dicho o imaginado que se deberían hacer con la existencia de una muchacha tal.
Pudiera ocurrir que uno sea feliz con una u otra idea de felicidad.
Pero también podría pasar que uno recuerde lo que flotó en los ratos libres, lo que recorrió los techos, lo que se soñó y se dijo en serio, lo que se archivó como 《irreal》.
¡Entonces se recrudece el fervor por lo imposible, se revuelve todo, se vuelve a creer!
Y ante la mirada atónita, se empieza a navegar en barquitos de papel.

    Pudiera ocurrir que uno se pase la vida haciendo las cosas que toda la vida se ha pensado o dicho o imaginado que se deberían hacer con la existencia de una muchacha tal.
    Pudiera ocurrir que uno sea feliz con una u otra idea de felicidad.
    Pero también podría pasar que uno recuerde lo que flotó en los ratos libres, lo que recorrió los techos, lo que se soñó y se dijo en serio, lo que se archivó como 《irreal》.
    ¡Entonces se recrudece el fervor por lo imposible, se revuelve todo, se vuelve a creer!
    Y ante la mirada atónita, se empieza a navegar en barquitos de papel.

  2. Comments
  3. 4
    19
    Dec
    Postal aérea de una emoción.
anticipación:
f. Avance temporal con respecto a lo previsto o señalado.

RET. prolepsis.

Desde la ventana del avión miro las costas, las recorro mentalmente con el dedo; secretamente busco una cumbre de roca victoriosa. La avidez de imágenes es lo único que logra sustituir al café. Veo barquitos y torres, luego la silueta familiar, luego la tardanza… Lo que espero yace ante mí, como una historia.

    Postal aérea de una emoción.

    anticipación:

    1. f. Avance temporal con respecto a lo previsto o señalado.
    1. RET. prolepsis.

    Desde la ventana del avión miro las costas, las recorro mentalmente con el dedo; secretamente busco una cumbre de roca victoriosa. La avidez de imágenes es lo único que logra sustituir al café. Veo barquitos y torres, luego la silueta familiar, luego la tardanza… Lo que espero yace ante mí, como una historia.

  4. Comments
  5. 2
    25
    Nov
    Certeza de esperanza.
Se mira a los ojos o no; se confía en el viento o no; se tiene esperanza o se tiene fe.
Al vacío se salta con la fe como paracaídas; de oneironauta se anda con brújula de esperanza: queriendo, hilando, aguardando… Se avanza en la tiniebla sabiendo que es tiniebla, temeroso de fantasmas y agujeros sin fondo. Se insiste ante sí, se duda. Se avanza. Con la pura valentía y el aliento; persiste.
Y un día cualquiera el viento corre y silba por una pared de cal; llega, te revuelve el pelo, lo deja salino.
La sal era la sal.

    Certeza de esperanza.

    Se mira a los ojos o no; se confía en el viento o no; se tiene esperanza o se tiene fe.

    Al vacío se salta con la fe como paracaídas; de oneironauta se anda con brújula de esperanza: queriendo, hilando, aguardando… Se avanza en la tiniebla sabiendo que es tiniebla, temeroso de fantasmas y agujeros sin fondo. Se insiste ante sí, se duda. Se avanza. Con la pura valentía y el aliento; persiste.
    Y un día cualquiera el viento corre y silba por una pared de cal; llega, te revuelve el pelo, lo deja salino.

    La sal era la sal.

  6. Comments
  7. 4
    21
    Oct
    Que la fuerza te acompañe, hoy y siempre.
Que el mundo es extenso y así ha de ser el hambre.
Que el río es un tobogán, que serpentea paciente, y siempre desemboca en el mar.
Que desde mi lado del delta, el horizonte lo define la línea de la posibilidad infinita.
Que anoche recordé que siempre he sido portátil.
Y que el caracol, sin requerir oreja, oye siempre al mar.

    Que la fuerza te acompañe, hoy y siempre.
    Que el mundo es extenso y así ha de ser el hambre.
    Que el río es un tobogán, que serpentea paciente, y siempre desemboca en el mar.
    Que desde mi lado del delta, el horizonte lo define la línea de la posibilidad infinita.
    Que anoche recordé que siempre he sido portátil.
    Y que el caracol, sin requerir oreja, oye siempre al mar.

  8. Comments
  9. 5
    2
    May
    Pero resulta que no basta con salir de la zona de confort… Ir, lanzarse, reventar los hilos: descubrirse flotando por el espacio, no es suficiente. Hace falta recordar el traje de astronauta, la capa dura que protege del fuego y del frío y de una misma.
De modo que tejo, con los músculos aún blandos.

    Pero resulta que no basta con salir de la zona de confort… Ir, lanzarse, reventar los hilos: descubrirse flotando por el espacio, no es suficiente. Hace falta recordar el traje de astronauta, la capa dura que protege del fuego y del frío y de una misma.

    De modo que tejo, con los músculos aún blandos.

  10. Comments
  11. 5
    22
    Mar
    Resurrección
.

La poesía entra en el sueño
como un buzo en un lago.
La poesía, más valiente que nadie,
entra y cae
a plomo
en un lago infinito como Loch Ness
o turbio e infausto como el lago Balatón.
Contempladla desde el fondo:
un buzo
inocente
envuelto en las plumas
de la voluntad.
La poesía entra en el sueño
como un buzo muerto
en el ojo de Dios.                                                                                                      

.
-Roberto Bolaño

    Resurrección

    .

    La poesía entra en el sueño

    como un buzo en un lago.

    La poesía, más valiente que nadie,

    entra y cae

    a plomo

    en un lago infinito como Loch Ness

    o turbio e infausto como el lago Balatón.

    Contempladla desde el fondo:

    un buzo

    inocente

    envuelto en las plumas

    de la voluntad.

    La poesía entra en el sueño

    como un buzo muerto

    en el ojo de Dios.                                                                                                      

    .

    -Roberto Bolaño

  12. Comments
  13. 7
    20
    Mar
    Estos últimos años de mi vida me he dedicado a sentir amor, por el puro placer -inevitable e incontenible- de sentir amor.
He amado, sí, a seres extraordinarios, hermosos e inasibles; habitantes de las profundidades, portadores del ardor.
Quedan los cofres de palabras, los átomos, la eternidad…
Ahora, corpúsculos de Pacini, os lo ordeno: ¡despertad!

    Estos últimos años de mi vida me he dedicado a sentir amor, por el puro placer -inevitable e incontenible- de sentir amor.

    He amado, sí, a seres extraordinarios, hermosos e inasibles; habitantes de las profundidades, portadores del ardor.

    Quedan los cofres de palabras, los átomos, la eternidad…

    Ahora, corpúsculos de Pacini, os lo ordeno: ¡despertad!

  14. Comments
  15. 6
    5
    Mar
    Leichtigkeit.
Que las palabras llegan así a tu vida, como un susurro apenas audible; como el sonido de una pluma que va abriéndose camino entre las hojas de un árbol. Y así, en su levedad, retumban.

    Leichtigkeit.

    Que las palabras llegan así a tu vida, como un susurro apenas audible; como el sonido de una pluma que va abriéndose camino entre las hojas de un árbol. Y así, en su levedad, retumban.

  16. Comments
  17. 6
    18
    Feb
    (mu)danzas.
Entonces resulta que esto de vivir se me está pareciendo mucho a bailar salsa. Una pieza, toda la noche, toda la vida… el principio es el mismo: dejarse llevar; disfrutar intensamente los acercamientos y luego las distancias. Yo siempre me he sentido un poco tonta cuando me sueltan. Con frecuencia me sonrojo ligeramente y río en un intento por ocultarlo. No sé dar vueltas y, casi invariablemente, termino dando o recibiendo algún golpe.
Pero estoy aprendiendo, poco a poco y cada vez con menos dolor, a desprenderme.
Que ya no sufro (tanto) de desarraigo, ahora me sé abrazar muy pegadita y luego soltar. Ya no lloro en la mañana de mudanza, ahora sonrío, agradeciendo ese tiempo-espacio desde el umbral de la posteridad.
Y bailo.

    (mu)danzas.

    Entonces resulta que esto de vivir se me está pareciendo mucho a bailar salsa. Una pieza, toda la noche, toda la vida… el principio es el mismo: dejarse llevar; disfrutar intensamente los acercamientos y luego las distancias. Yo siempre me he sentido un poco tonta cuando me sueltan. Con frecuencia me sonrojo ligeramente y río en un intento por ocultarlo. No sé dar vueltas y, casi invariablemente, termino dando o recibiendo algún golpe.

    Pero estoy aprendiendo, poco a poco y cada vez con menos dolor, a desprenderme.

    Que ya no sufro (tanto) de desarraigo, ahora me sé abrazar muy pegadita y luego soltar. Ya no lloro en la mañana de mudanza, ahora sonrío, agradeciendo ese tiempo-espacio desde el umbral de la posteridad.

    Y bailo.

  18. Comments
  19. 25
    Jan

    Pacífico, por Constantina.

    Tengo metida en la cabeza la idea de que si cierro los ojos y echo a volar sobre mi cama, mientras escucho esto, te corporizarás en mí.

  20. Comments
  21. 5
    4
    Jan
    Dos mil trece, te tengo en salsa…

    Dos mil trece, te tengo en salsa…

  22. Comments
  23. 2
    15
    Dec

    Para que escuches esto, si pasas por aquí.

  24. Comments
  25. 10
    13
    Dec
    Escena íntima - 12.12.12
Te lo pedí hace exactamente un año. Trátame con amor, te dije, y no me se me ocurrió nunca dudarte. Es esa bendita costumbre que tengo de mantener la fe, de protegerme sonriendo, de mirar el cielo, de enseriarme cuando temo. He confirmado que la amabilidad es un arma blanca, que te estiras y encoges a voluntad, que puedo soñar en tus estados detestables. He descubierto que basta con abrir bien los ojos para que la brújula me funcione, que puedo perder la voluntad y también recobrarla. He enfrentado el vértigo de la vida. Pero, por encima de todo, o tal vez por debajo, me he vuelto portátil.
Entonces, gracias, Caracas. Si no se acaba el mundo, ¿seguimos un año más?

    Escena íntima - 12.12.12

    Te lo pedí hace exactamente un año. Trátame con amor, te dije, y no me se me ocurrió nunca dudarte. Es esa bendita costumbre que tengo de mantener la fe, de protegerme sonriendo, de mirar el cielo, de enseriarme cuando temo. He confirmado que la amabilidad es un arma blanca, que te estiras y encoges a voluntad, que puedo soñar en tus estados detestables. He descubierto que basta con abrir bien los ojos para que la brújula me funcione, que puedo perder la voluntad y también recobrarla. He enfrentado el vértigo de la vida. Pero, por encima de todo, o tal vez por debajo, me he vuelto portátil.

    Entonces, gracias, Caracas. Si no se acaba el mundo, ¿seguimos un año más?

  26. Comments
  27. 5
    17
    Nov
    "No se puede negar la existencia de algo palpado, por más etéreo que sea.
No hace falta exhibir una prueba de decencia de aquello que es tan verdadero…
El único gesto es creer o no.
Algunas veces, hasta creer llorando”.

El gran Willie Colón

    "No se puede negar la existencia de algo palpado, por más etéreo que sea.

    No hace falta exhibir una prueba de decencia de aquello que es tan verdadero…

    El único gesto es creer o no.

    Algunas veces, hasta creer llorando”.

    El gran Willie Colón

  28. Comments
  29. 2
    6
    Oct
    A todos los que hemos recorrido distancias, gigantes o mínimas, para votar; a quienes hemos comprendido que cada voto, nuestro voto, vale y suma y hace mella; a todos los que sabemos que la reconstrucción de este país ya ha comenzado: ¡GRACIAS! Que sueñen lindo, que sueñen epifanías del país que se nos viene :)

    A todos los que hemos recorrido distancias, gigantes o mínimas, para votar; a quienes hemos comprendido que cada voto, nuestro voto, vale y suma y hace mella; a todos los que sabemos que la reconstrucción de este país ya ha comenzado: ¡GRACIAS! Que sueñen lindo, que sueñen epifanías del país que se nos viene :)

  30. Comments
avatar_96
hola, soy marianela díaz cardozo y este es el nuevo espacio donde me verteré.


mis 365 historias posibles.
mi desactualizado flickr.
Page 1 of 32 Older

Following

See more stuff I like